"La humanidad no encontrará la paz hasta que no vuelva con confianza a mi Misericordia" (Jesús a Sor Faustina)

martes, 18 de junio de 2013

La gnosis es incompatible con la fe católica



por Luis Santamaría 

Las ideas gnósticas sustituyen la Palabra de Dios por palabras humanas y suplantan la Redención de Cristo por una supuesta autorredención. Así se encabeza en el portal católico Aleteia el artículo que firma el experto argentino Roberto A. Federigo, miembro de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES), y que reproducimos a continuación. 

1. ¿Qué es gnosis? y ¿Qué dice ser gnosis?
Gnosis deriva del griego Gnôsis, “conocimiento”. La gnosis fue una idea religiosa que pretendía conocer por una percepción misteriosa las cosas relativas a Dios.
En el Coloquio de Mesina (1966) varios especialistas en el tema Gnosis (Widengren, Bianchi, Jonas, Daniélou, Colpe, Simon y Marrou) definieron con precisión el significado de los términos “gnosis”, “gnosticismo”, “pregnosticismo”, “protognosticismo” y “gnóstico”. Por gnosis debería entenderse a “todo conocimiento de los misterios divinos reservados a una elite”, y como gnosticismo “a los conjuntos doctrinales que surgieron hacia los siglos II d.C. y siguientes”.
Este término ya era conocido y utilizado por diversas corrientes de la filosofía griega como los platónicos y los pitagóricos. No obstante, no sólo la filosofía y los misterios helenísticos fueron de influencia para la formación de esta idea, también lo fueron el judaísmo cabalístico, los dualismos orientales como el parsismo y el zoroastrismo, igualmente la teosofía hindú, la astrología, el hermetismo, la angelología y la demonología.
El Instituto Gnóstico de Antropología Samael y Litelantes de España (1) dice que: “Es la fuente original del Conocimiento; es la Sabiduría-Síntesis que iluminó las grandes Civilizaciones Serpentinas de la antigüedad. La Gnosis es la esencia de todas las religiones y tradiciones espirituales del pasado. Necesario es distinguir entre “esencia” y “formas” religiosas. Las formas religiosas caducan con el tiempo…, la esencia siempre permanece, sólo que cambia de ropaje con el paso del tiempo. La Gnosis es una filosofía perenne y universal; es la Religión-Sabiduría de los primeros tiempos de la humanidad; es el sistema metafísico y oculto de las religiones, sólo visible a los Iniciados…”.

2. ¿Cómo se desarrolló el gnosticismo?
Su origen parece centrarse en la zona correspondiente a Grecia, Persia, Egipto, Palestina y diferentes teorías aseguran meticulosamente su origen.
Orígenes paracristianos:
- Teoría de Pétrement: afirma que fue un cristianismo cismático quien llevó al extremo algunas ideas profundamente cristianas y patentes en las Epístolas de San Juan.
- Teoría de Daniélou: sostiene que sus raíces son también judeocristianas por una desmedida interpretación de la escatología comenzada.
Orígenes judíos:
- Teoría de Scholem: afirma que era una doctrina surgida de sectas heterodoxas judías.
- Teoría de Wilson y Bultmann: dicen que surgió del judaísmo de la diáspora o helenístico.
- Teoría de Grant: no sólo vio su origen en las sectas apocalípticas judías, sino también en la desilusión por la destrucción del templo de Jerusalén en el año 70 d.C.
Orígenes Helenísticos:
- Teoría de Harnack y Ménard: sostienen sus orígenes helenísticos y estoicos.
Orígenes Orientales:
- Teoría de Mosheim: sostiene su surgimiento en Persia y Caldea, y de allí desplazada a Egipto y luego a Judea y Grecia.
Orígenes persas:
- Teoría de Horn y Lewald: establecen sus orígenes en el seno del zoroastrismo.
- Teoría de Bousset: concluye que se formó de las concepciones iranias combinadas con el pensamiento griego.
- Teoría de Reitzenstein: sugiere sus raíces iranias.
- Teoría de Windengren: también afirma sus raíces iranias.
Orígenes mesopotámicos:
- Teoría de Anz: dice que sus orígenes son babilonios.
No obstante, y a pesar de las diversas teorías (incluidas las de algunos investigadores que determinan sus comienzos en la India), todo parecería indicar que su origen sería samaritano de prolongación siriaca.
Es innegable que las primeras referencias las encontramos hacia el 55 d.C., y que esta doctrina, que se difundió en el cercano oriente entre los siglos I y III de nuestra era, pretendía incorporar al cristianismo algunos elementos paganos. Se estima que gran parte de los pensadores gnósticos habrían sido discípulos de maestros cristianos.
El gnosticismo moderno comenzó entre los siglos XVIII y XIX. Heredero del gnosticismo antiguo, su línea sucesoria habría pasado desde aquel iniciador, al esoterismo y ocultismo medieval, comunidades de “puros” y otras herejías, pensadores heterodoxos, órdenes discretas, y esoterismo moderno.
Entre mediados y fines del XIX, el resurgimiento de las ideas medievales (debido al romanticismo esotérico) plasmadas en un neo rosacrucismo (tipo de masonería ocultista) más la aparición de iglesias esotéricas como las de Vintras y Boullan, el espiritismo, la teosofía y ocultistas como Eliphas Levi y Paschal Beverly Randolph entre otros (en suma al descubrimiento de diversos espiritualismos y prácticas orientales como consecuencia del colonialismo europeo) animaron toda una suerte de esoterismos “á la mode” que se verán conformados desde comienzos del siglo XX en un sinfín de instituciones esotéricas.
El sincretismo esotérico-ocultista junto a la reciprocidad o doble participación de los miembros de antedichas instituciones fueron suficientes para que en Francia se creara el gnosticismo moderno o “neo-gnosticismo”; en 1890, Jules Doinel crea la Iglesia Gnóstica de Francia. Como se ha dicho, habitualmente los miembros de un grupo también frecuentaban otro u otros, de esta manera, esa múltiple conexión dio paso a la multiplicación de grupos tanto sea para la expansión de esas mismas ideas como para la de nuevas (grupo separado).
Para citar un ejemplo, en la Iglesia Gnóstica de Francia fue iniciado por Doinel (su fundador), Léonce-Eugène Joseph Fabre des Essarts en 1890, quien inició a Jean Bricaud en 1896, este también recibió inicio de Jean Giraud en 1913, quien lo hizo también con Constant Chevillon en 1936, y éste con Arnold Krumm-Heller en 1939, quien habría sido maestro de Samael Aun Weor, creador del gnosticismo moderno más conocido en la actualidad.
Samael Aun Weor (Víctor Manuel Gómez Rodríguez) nació el 6 de marzo de 1917 en Colombia. Desde muy joven se interesó por el espiritismo e ingresó en la teosofía. A la edad de 18 años, habría ingresado en la Fraternitas Rosicruciana Antiqua fundada por Krumm-Heller. En 1948 decide formar el Movimiento Gnóstico, que conducirá hasta su muerte el 24 de diciembre de 1977. El movimiento se fraccionó a su muerte en distintas grupos que dicen ser sus auténticos sucesores.

3. Creencias y prácticas del neo-gnosticismo o gnosticismo moderno
Creen básicamente en la reencarnación de las almas. Unos y otros se mueven dentro del esoterismo en conventículos secretos… (2). Practicarían la disolución del Yo mediante la “Magia Sexual” o arcano A.Z.F. que sería el “coito reservatus” o “karezza” (3).
Creen que Samael Aun Weor es el Kalki Avatara de la Era de Acuario o Buda viviente. Él mismo se atribuía los títulos de: El Ser, Hombre Supranormal, Avatara de la Era de Acuario, Buddha Maitreya, Logos de Marte, Verbo Divino, Justicia de Dios, Iniciador de la Nueva Era, Cristo Cósmico de Acuario, Verbo Solar, Profeta de Dios, Superhombre del siglo XX, etc.
Que Cristo no es Dios, ni persona divina.
Dicen despertar la kundalini con la magia sexual.

4. Pero entonces… ¿Qué es la gnosis?
George A. Mather y Larry A. Nichols dicen de la gnosis: “La secta Gnosis, que también funciona con los nombres de Programas Culturales Gnosis, Centro de Estudios Gnósticos y Asociación Gnóstica de Estudios de Antropología y Ciencias, se fundó en Sudamérica, por donde está, al igual que en España, más extendida. Su doctrina es, según dicen ellos, la revelada por el «muerto viviente» Samael Aun Weor. En España cuenta con unos 4.000 miembros y ha tenido problemas con la justicia por sus sistemas de captación y aislamiento, especialmente con menores” (4).
“Agrupaciones como La Comunidad, AGEACA (Asociación Gnóstica de Estudios Antropología y Ciencia), Programas culturales de Gnosis, Centro de Estudios Gnósticos… o simplemente la secta Gnosis*, son una pequeña muestra de ese infinito batiburrillo que continuamente se nos muestra anunciado desde vallas y paredes, fácilmente reconocible por el increíble elenco de saberes que exhibe como reclamo.
Una de las principales hipótesis de trabajo del humanismo gnóstico se basa en la idea tántrica de que la libido sexual humana es, de algún modo, idéntica a la energía benéfica y creativa del universo. Por eso en las sectas de ese movimiento se practica un culto del éxtasis, basado en una visión de sexualidad cósmica… y en una desinhibición de las costumbres del individuo, de lo más animalesca, dicho con perdón.
*En Las sectas, Pilar Salarrullana transcribe este pasaje del diario de una seguidora de Gnosis: «Con Él (se está refiriendo al gurú de la secta, un mejicano llamado Joaquín Amortegui) lo he tenido todo. Mientras me penetraba, me susurraba su visión que quería compartir conmigo. Y yo intentaba beber esa sabiduría y su semen sagrado a la vez. Las demás esperaban… es una fuente que no se agota» (5).
“Entre los diversos casos vinculados a Gnosis y tratados en la Fundación, se destaca el de un matrimonio de aproximadamente cuarenta años, sin hijos que abandonaron el grupo cuando empezaron a explicar al hombre que la única manera de elevarse era teniendo relaciones sexuales pero sin eyaculación” (6).

5. ¿Por qué La Iglesia no apoya al gnosticismo?
La Iglesia ya se ha pronunciado en relación al tema gnosis (7):
“Juan Pablo II ha alertado respecto al renacimiento de las antiguas ideas gnósticas en la forma de la llamada New Age. No debemos engañarnos pensando que ese movimiento pueda llevar a una renovación de la religión. Es solamente un nuevo modo de practicar la gnosis, es decir, esa postura del espíritu que, en nombre de un profundo conocimiento de Dios, acaba por tergiversar Su Palabra sustituyéndola por palabras que son solamente humanas. La gnosis no ha desaparecido nunca del ámbito del cristianismo, sino que ha convivido siempre con él, a veces bajo la forma de corrientes filosóficas, más a menudo con modalidades religiosas o pararreligiosas, con una decidida aunque a veces no declarada divergencia con lo que es esencialmente cristiano”.

Fuentes y bibliografía
(1) http://www.gnosis.es/ini.html
(2) Manuel Guerra. Diccionario Enciclopédico de las Sectas. Biblioteca de Autores Cristianos, Madrid, 2001. Pág 343.
(3) http://www.bibliotecagnostica.net/sesamo.html
(4) George A. Mather y Larry A. Nichols. Diccionario de Creencias, Religiones, Sectas y Ocultismo. Editorial Clie, Barcelona, 2001. Pág. 201.
(5) Lizondo, Joaquín, El Lado Oscuro de las Sectas, pág. 284.
(6) Silletta, Alfredo, Shopping espiritual: las sectas al desnudo, Ed. Martínez Roca, Bs. As., 2007 pp. 120-121.
(7) Jesucristo, portador del agua de la vida, una reflexión cristiana sobre la “nueva era”, Consejo Pontificio de la Cultura – Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso.

2 comentarios:

  1. igual la iglesia católica ya tiene que caer, ya ha reinado mucho, con sus pensamientos caducos que tanto daño han hecho. Lo digo con conocimiento porque el catolicismo en vez de reponer y ayudar al humano mitiga al miedo, y esta lleno de sofismas que inducen a las personas a la ignorancia, ya fue suficiente que en occidente este dogma pierda poder, al fin y al cabo ese poderío que ganó este imperio católico durante mucho tiempo a base de muertes y sufrimientos

    ResponderEliminar
  2. Como se ve que el personaje Edisson representa la virulenta forma de atacar a la Iglesia.

    Qué lástima que tus deseos solo se quedarán en eso, en nada. La Iglesia siempre vivirá y nada ni nadie la podrá vencer.

    Supéralo.

    ResponderEliminar